Enfermedades urológicas después de los 50

0
872

Cumplir cincuenta no es solo concientizarse del crecimiento de los hijos y la llegada de los nietos, sino también de las canas y los achaques normales de la edad. Todas las personas en general pueden presentar cambios sustanciales en la salud después de los 50, lo que podría afectar la calidad de vida.

Particularmente los hombres tienden a desarrollar cierto tipo de enfermedades especiales. Las patologías urológicas son las más frecuentes. Por ejemplo: la vejiga hiperactiva, la disfunción eréctil y la hiperplasia prostática son algunas de ellas.

Síntomas

Levantarse todas las noches a orinar varias veces, tener ardor y molestia cuando se va al baño y frecuentes ugencias urinarias podrían ser síntomas de una hiperplasia prostática benigna. Esta patología se caracteriza por el agrandamiento de la glándula prostática. Cuando esto pasa, las vías de la uretra se pueden obstruir y por eso hay dolor, incontinencia y molestias.

El especialista dice que otra de las enfermedades que aparece con el paso del tiempo en los hombres, y por la que recurren más al médico, es la vejiga hiperactiva. Esta aparece cuando el almacenamiento de la vejiga no funciona bien, entonces el paciente empieza a experimentar urgencias de orina, aumento de su frecuencia urinaria e incluso llega a padecer de incontinencias agudas. No obstante, la patología que más despierta interés en la mayoría de los hombres y la que “temen muchos padecer” es la disfunción eréctil.

Esta enfermedad se presenta en la dificultad para lograr o mantener una erección, y es muy común a medida que el hombre envejece, ocasionando un detrimento notable de la calidad de vida del individuo.

Próstata

La Organización Mundial de la Salud en los últimos 15 años, en coordinación con la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer, ha realizado estudios a nivel suramericano sobre la prevalencia del cáncer de próstata en esta parte del Continente.

De acuerdo a su estudio, no existe un consenso 100% seguro sobre las causas de esta patología, pero asegura que es muy importante resaltar que hay indicios que señalan que estas tienen que ver directamente con un desorden hormonal.

Es inevitable no sufrir de la próstata. Lo seguro de todas estas enfermedades que afectan directamente a la próstata es que las consecuencias graves se pueden prevenir con tratamientos adecuados y aplicados a tiempo.

Todos los hombres después de los 40 deben practicarse algún diagnóstico, porque ya se conocen casos de hiperplasia en hombres menores de cuarenta.

En cuanto a las maneras de valoración que tienen las anomalías prostáticas, el tacto rectal es un examen que “no ha pasado de moda”, y que es una manera de diagnosticar que se debe hacer en caso de riesgos prostáticos.

Este procedimiento resulta un tanto incomodo pero termina siendo sencillo y puede prevenir muchas cosas desde el crecimiento de la glándula y una serie de situaciones negativas como el cáncer.

Sin embargo, desde hace varios años, existe el análisis del antígeno prostático específico, en el cual se mide la concentración del antígeno prostático específico en la sangre.

Cuando en el examen de sangre sale la proteína del antígeno prostático alta, quiere decir que algo está pasando con la próstata, pero en realidad eso no demuestra no qué es, mientras que con el tacto rectal se puede definir todo, por eso es tan importante este diagnóstico.

Compartir

No hay comentarios

Dejar respuesta